ADIÓS A LA VIDA

(Bolero)

D. R. A.

Llego la hora de la triste despedida
Ronda una sombra por la noche y por el día
Ni con mis fervorosos ruegos a la virgen
Han alejado a esa sombra
Que anda en busca
Por callar mi corazón

Estoy tan solo en este mundo que era mío
Se fue la vida llevándose hasta ella
Solo me queda esta sombra que es la muerte
Esta riqueza que me ha quedado
Cuando me duerma también se ira

Estoy tan solo en este mundo que era mío
Se fue la vida llevándose hasta ella
Solo me queda esta sombra que es la muerte
Esta riqueza que me ha quedado
Cuando me duerma también se ira

Arriba