BODA EN BLANCO
Bolero

Aldo Legui – Reynaldo Yiso
Julio Jaramillo

Confundido entre la gente,
miro la novia pasar
hermosa como una rosa,
temblorosa llega al altar.

Ella era mía Señor, mas no pudo ser
las leyes del hombre se opusieron.
ella era rica y yo un plebeyo
a ella no la culpo Señor, de mi gran dolor
solo ser pobre es mi pecado,
maldito el oro que se robó mi amor

Ella era mía Señor, mas no pudo ser
las leyes del hombre se opusieron. 
ella era rica y yo un plebeyo
a ella no la culpo Señor, de mi gran dolor
solo ser pobre es mi pecado, 
maldito el oro que se robó mi amor

 

Arriba